#no soy uno de ellos pero amo a los gays – trending topic en Arabia Saudí

El hashtag “no soy uno de ellos pero amo a los gays” se convierte en trending topic en Arabia Saudí

 

Arabia Saudí ha sorprendido en los últimos días por haberse convertido en trending topic en la versión para el país de Twitter el hashtag “no soy uno de ellos pero amo a los homosexuales”. El país es una de las naciones más peligrosas del mundo para ser abiertamente gay, lesbiana, bisexual o transexual.

Un hashtag de Twitter inverosímil para la región de Oriente Medio ha conseguido posicionarse recientemente entre los temas más comentados de la popular red social estadounidense.

Arabia Saudí ha sorprendido en los últimos días por haberse convertido en trending topic en la versión para el país de Twitter el hashtag “no soy uno de ellos pero amo a los homosexuales”. El país es una de las naciones más peligrosas del mundo para ser abiertamente gay, lesbiana, bisexual o transexual.

El sorpresivo hecho de que el hashtag contra la discriminación de la diversidad sexual “no soy uno de ellos pero amo a los homosexuales” haya conseguido convertirse en trending topic en la región se produce en un país que condena a muerte a quienes hayan “dormido dos veces con otro hombre”.

En caso de que los tribunales religiosos de Arabia Saudí no impongan la pena de muerte hacia las personas condenadas por llevar a cabo relaciones homosexuales, también pueden recurrir a un amplio repertorio de torturas que la ley admite dentro de su cruzada contra la homosexualidad.

Así, los tribunales de Arabia Saudí pueden imponer multas, flagelaciones, cadenas perpetuas en prisión, torturas como cientos de azotes o castraciones químicas como la que llevó a cabo el Reino Unido al científico Alan Turing cuando dicho país perseguía las relaciones homosexuales hace varias décadas.

En la actualidad Arabia Saudí es uno de los pocos países del mundo que continúan imponiendo la pena de muerte hacia las personas condenadas por practicas relaciones homosexuales. El país forma parte de dicho listado de barbaries junto a Somalia, Yemen, Irán, Sudán, Nigeria y Mauritania.

Las penas de cárcel por cargos de homosexualidad si siguen muy expandidas en el mundo, produciéndose en las siguientes naciones: Guyana, Senegal, Guinea, Sierra Leona, Liberia, Ghana, Camerún, Namibia, Zambia, Zimbabue, Malaui, Tanzania, Kenia, Uganda, Etiopía, Sudán del Sur, Egipto, Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, Siria, Omán, Emiratos Árabes Unidos, India, Pakistán, Bangladesh, Birmania, Bután, Afganistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Malasia y Papúa Nueva Guinea.

Rusia, pese a no condenar a prisión en base a practicar relaciones homosexuales, sí persigue a la diversidad sexual para impedir que ejerza su derecho de expresión y manifestación, al considerar que la visibilidad de dicho colectivo supone “propaganda homosexual” contra los jóvenes rusos.

Publicado en:  https://noticias.universogay.com

Que una frase de este tipo sea trending topic en un lugar tan particular como Arabia Saudí es esperanzador, pasitos, con miedo a la represión, a la cárcel, a la tortura a jugarse la vida…  si bien esta misma frase en países como España se usa como un hipócrita mantra por personas homófobas que se averguenzan de serlo (poca valentía de defender su estupidez en público) o de personas que tienen miedo de exponer públicamente su verdadera realidad… y también están los que lo dicen de verdad, “no lo soy pero los amo o los apoyo”, la pena que se haya quemado tanto por los cobardes en países donde no tienen que temer por sus vidas o su libertada como en Arabia Saudí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *