El Gobierno australiano consultará a los ciudadanos sobre la legalización del matrimonio igualitario

El Gobierno australiano consultará a los ciudadanos sobre la legalización del matrimonio igualitario

El gobierno ya ha comenzado a imprimir las papeletas de votación, que se enviarán por correo a más de 16 millones de votantes en todo el país a partir del martes.

La Corte Suprema de Australia ha despejado el camino para que el gobierno lleve a cabo una encuesta pública sobre si debe ser legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Defensores de los gays argumentaron ante el tribunal que el gobierno no tenía el poder de convocar a la consulta por correo postal sin la aprobación del Senado, pero la corte rechazó esa impugnación.

Las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los australianos quieren legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero muchos defensores dudan acerca de la representatividad de la opinión de la ciudadanía en una encuesta por correo y solicitan que sea el Parlamento donde se decida la cuestión sin consultar a los ciudadanos.

Los resultados se anunciarán el 15 de noviembre, pero los legisladores no están obligados a aceptar el resultado.

El primer ministro, Malcolm Turnbull, acogió con beneplácito la decisión judicial e instó a todos los australianos a participar en la encuesta. Le dijo al Parlamento que él y su esposa “votarán por el sí” y que animará a otros a votar de la misma forma, pero sobre todo “que expresen su opinión”.

Muchos opositores al matrimonio gay apoyan la encuesta, aunque algunos legisladores conservadores han dicho que no votarán a favor de un cambio en la ley aunque la mayoría de los australianos expresen que quieren una reforma.

Publicado en:  https://www.cascaraamarga.es

A pocos días del plebiscito, la campaña contra el matrimonio igualitario se recrudece en Australia

Mientras el colectivo LGBT trata de impedir que se celebre el plebiscito sobre el matrimonio igualitario en Australia con la intención de que el gobierno lo apruebe sin recurrir a una consulta popular, la campaña de los que piden el ‘NO’ se recrudece hasta niveles cercanos al disparate.

La campaña contra el matrimonio igualitario se recrudece en Australia hasta niveles de hostigamiento superiores a los de los Estados Unidos o incluso España. Tras años de disputas e intentos fallidos de llegar a un acuerdo, el gobierno propone un plebiscito vía postal, previsto para este mes de septiembre, pero que se encuentra con la oposición del colectivo LGBT, que no quiere dejar su futuro en manos de un referéndum. Mientras tanto, radicales religiosos y conservadores no dudan en lanzar todo tipo de campañas de publicidad defendiendo que la unión entre personas del mismo sexo no es un matrimonio.

El colectivo LGBT quiere evitar el plebiscito

Defensores de los derechos del colectivo LGBT acudían al más alto tribunal de Australia este martes, 5 de septiembre, para tratar de impedir que el Parlamento realice la encuesta pública sobre la legalización del matrimonio igualitario, prevista para la semana que viene. Según su punto de vista, el gobierno no tiene la potestad constitucional para iniciar esta encuesta.

https://youtu.be/5Q986SF049A

Las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los australianos están a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, pero muchos defensores cuestionan el procedimiento ante la convicción de que el gobierno debería aprobarlo directamente por una cuestión de igualdad de derechos que no debería cuestionarse en un plebiscito que, en cualquier caso, ni siquiera es vinculante, por lo que su aprobación definitiva quedaría a decisión del Parlamento. Como así será según ha aprobado el Tribunal Supremo de Australia al rechazar las dos acciones judiciales.

Una campaña con cinturones de seguridad

Un publicista utiliza los cinturones de seguridad de los aviones para explicar por qué no es válido el matrimonio igualitario a través de un mailing que ha enviado a la Cámara de los Comunes con la intención de influir hacia el voto negativo en el referéndum. El folleto muestra imágenes de tres cinturones de seguridad, de los que dos de ellos son parejas del mismo lado, por lo que no podrían unirse, mientras que otro cinturón utiliza las dos partes que le faltan al primero. En la otra hoja del folleto se puede ver la misma comparativa con parejas, de manera que la pareja heteroseuxal equivale al cinturón que se puede abrochar, mientras que las parejas de gays y lesbianas equivalen a los otros dos modelos.


Campaña contra el matrimonio igualitario en Australia – Foto: Uso permitido

Todo esto acompañando con una frase que recuerda a las campañas de Hazte Oir: «Sólo uno de estos es un cinturón de seguridad REAL. Sólo uno de estos es un matrimonio REAL. Es biología no fanatismo». Una idea cogida de una fallida campaña de una aerolínea holandesa, que pretendía promocionar el Orgullo de Amsterdam, aunque no terminó de pulir la manera en la que querían transmitir un mensaje que se volvió contra ellos.

Un spot del Lobby Cristiano Australiano

El Lobby Cristiano Australiano lanza una serie de spots en nombre de la denominada ‘Coalición para el matrimonio’, un grupo que se describe a sí mismos como una «mayoría silenciosa» que lucha para «defender la libertad de expresión y religión» y piden el ‘NO’ al matrimonio igualitario. En uno de los anuncios muestra a madres que expresan diferentes argumentos sobre la posibilidad de que se llegara a aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Mientras que una de ellas se queja de que a su hijo le dijeran en la escuela que «podría usar un vestido el próximo año si lo deseaba», otra afirma que las terapias de conversión no pueden ser dañinas, llegando a afirmar que «en los países donde se ha aprobado el matrimonio igualitario, los padres han perdido sus derechos».

Publicado en: https://noticias.universogay.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *