Documentan por primera vez que el lesbianismo es una práctica habitual entre gorilas hembras salvajes

Documentan por primera vez que el lesbianismo es una práctica habitual entre gorilas hembras salvajes

Gorilas-hembra-folllando-696x436

El mes pasado os hablamos en Loottis de Stan y Oli, la pareja gay de pingüinos rey que fueron traslados al zoológico de Hamburgo donde sólo hay machos porque no se interesaban por las hembras. Se hicieron famosos porque se colocaron a la vanguardia de los derechos homosexuales en Alemania. Para aquellos que afirmaban que no existía la homosexualidad en el reino animal os demostramos la equivocación: el Museo de Historia Natural de Oslo exhibió la muestra  “¿Contrario a la naturaleza?”, que contenía fotografías de 1.500 variedades animales homosexuales. Principalmente os hemos hablado de casos demostrados de homosexualidad entre machos pero, ¿qué pasa con las hembras, está el lesbianismo menos estudiado en el reino animal?.

Investigador Cyril Grueter lesbianismo gorilas

Un investigador australiano ha documentado la prueba de la actividad homosexual en gorilas hembras. El profesor asociado de la Escuela de Anatomía, Psicología y Biología Humana de la Universidad Western de Australia en Crawley, Cyril C. Grueter, estaba estudiando a una comunidad de gorilas en las montañas en Ruanda y fue testigo de la conducta homosexual en numerosas hembras. Es el primer ejemplo documentado formalmente de la interacción sexual entre hembras de gorilas de montaña del mismo sexo. E incluso, el profesor Grueter ha determinado a partir de su investigación que las gorilas hembras sienten placer en sus encuentros íntimos con sus congéneres del mismo sexo.

En un artículo titulado “El comportamiento homosexual femenino en los gorilas de montaña: Reflexión de dominación, afiliación, la reconciliación o la excitación” publicado en Plos One, de las 22 gorilas que Grueter ha estudiado, observó que 18 de ellas participaban en actividades sexuales homosexuales frotándose y realizando el cortejo de apareamiento similares a los de las interacciones heterosexuales e incluso se presentan con la misma importancia dentro de la jerarquía de la comunidades de gorilas, donde los machos son los dominantes.

Grueter comparó a las gorilas hembras con las mujeres humanas afirmando que “las hembras pueden cambiar las relaciones hetero por homosexuales. Teniendo en cuenta que todas estas observaciones provienen de grupos salvajes y no gorilas en cautiverio, es obvio que la actividad homosexual es parte del comportamiento natural de los gorilas en libertad”, explicó el investigador.

El artículo de investigación señala que, de un total de 44 actos sexuales que grabó “había hembras de todos los estados reproductivos que demuestran que el comportamiento lésbico es algo habitual en cada comunidad de gorilas”.

Grueter también descubrió que cuando algunos encuentros sexuales entre gorilas hembras eran interrumpidas por machos, ellas los rechazaban e incluso les plantaban cara en actitud agresiva. Otras hembras les ignoraban. Grueter tiene una hipótesis potencial de que lascopulaciones homosexuales son el resultado de la insatisfacción de las hembrascuando un macho les rechaza en sus avances sexuales.

Otra tesis que baraja el investigador es que las hembras, de vez en cuando, participan en actividades homosexuales con el fin de disminuir la motivación de otras hembras para copular con machos porque, de esta forma, reducen el “éxito reproductivo” de otras hembras. Sea cual sea, la motivación el hecho es que ha quedado demostrado que el lesbianismo es una práctica habitual en el mundo de los gorilas hembra.

Autor de foto de portada: Cyril C. Grueter

Publicado en:   http://www.loottis.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *