Ciencia al cubo: ¿Hay personas especialmente sensibles a la electricidad estática?, ¿Se ha resuelto el misterio en torno al Triángulo de las Bermudas?, ¿Cuál es el estilo musical preferido de los perros?,Los científicos descubren cómo implantar falsos recuerdos y más..

Los científicos descubren cómo implantar falsos recuerdos

 

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), dirigidos por Steve Ramírez y Xu Liu, implementaron recientemente con éxito un falso recuerdo en la mente del cerebro. La prueba era una simple probatura, valga la redundancia, pero puede tener implicaciones enormes. Colocaron al pequeño roedor en una caja metálica y la enfriaron al instante, tratando de buscar una reacción. El ratón se comportó como si hubiera recibido una descarga eléctrica, cuando no la hubo.

Lo que hace más fascinante a este descubrimiento es el hecho de que lo que han conseguido se consideraba una opción a suceder, pero muy remota. La hipótesis era que no sólo podrían identificar las neuronas asociadas con la codificación de la memoria, sino que podrían reescribirla. Los expertos afirman que es una hazaña impresionante, que ayudará a descubrir cómo funciona la memoria; aunque los científicos han considerado esta posibilidad durante años, nunca pensaron que este tipo de experimento se pudiera llevar a cabo.

 

Este avance ha sido posible a una investigación anterior realizada en Oxford, donde descubrieron cómo las memorias a corto plazo se transfieren a la memoria a largo plazo. Pero los investigadores del MIT se adentraron en algo completamente nuevo; los recuerdos no se almacenan en un área concreta, sino en ciertos grupos de neuronas conocidas como engramas. Steve Ramírez y Xu Liu se unieron en 2010 y diseñaron un nuevo método para explorar los cerebros vivos, para identificar los engramas. Los neurocientíficos utilizaron una técnica llamada optogenética, que gracias al láser estimula células para comprobar su reacción.

Los científicos y su equipo inyectaron un “cóctel” bioquímico en el cerebro de ratones genéticamente modificados, que contenía un gen con una proteína sensible a la luz llamada canalrodopsina-2. Este elemento fue inyectado en el hipocampo, donde se codifica la memoria. Luego, se implementaron filamentos en los cráneos de los ratones, que actuaban como un conducto para el láser. Los investigadores descubrieron que podían reactivar la memoria con luz láser sobre ciertas neuronas.

Con el fin de demostrar que podían identificar determinados engramas, reactivaron una memoria asociada con el miedo y, después del experimento, los tejidos del cerebro se examinaron con un microscopio. Aquellos asociados con una memoria específica brillaban debido a la sustancia inyectada. El enegrama se asoció con un electroshock hasta los pies, y así se desencadenó la respuesta del miedo.

Ahora que habían asociado el engrama con el miedo, establecieron un experimento para probarlo. Después de inyectar otro “cóctel” en la misma región del cerebro, colocaron al ratón dentro de una caja de metal. El ratón estuvo en ella durante 12 minutos. Al día siguiente, lo colocaron en una caja diferente (en color, forma y aroma), donde recibió una descarga eléctrica. Al día siguiente el mismo ratón se colocó en esta segunda caja, y recordó la descarga; los investigadores pudieron analizar la activación de la memoria gracias al láser, y vieron como el ratón comenzó a tener miedo.

¿Es posible un procedimiento similar para los seres humanos? Según Steve Ramírez “la prueba está ahí… la única diferencia es la innovación tecnológica para poder comprobarlo“. Hoy en día, más de 20 laboratorios de todo el mundo están trabajando conjuntamente en esta investigación. De hecho, un equipo francés ha implantado recientemente falsos recuerdos en el cerebro de un ratón mientras dormía.

Hay implicaciones positivas en tales experimentos. La principal es la de poder borrar recuerdos dolorosos que se asocian al trastorno de estrés postraumático, depresión y otros trastornos pisquiátricos. Puede haber aplicaciones para la enfermedad del Alzheimer, revertir las pérdidas de memoria de dicha enfermedad e incluso para aquellos que sufren trastornos por abuso de sustancias, lo que permitiría olvidar su adicción.

Aún así, surgen connotaciones negativas. Ya que la memoria es el “pegamento” que mantiene unida nuestra identidad, ¿borrar memorias no sería deshacer nuestra personalidad? Aunque sean dolorosos, los malos recuerdos nos definen como personas. Por supuesto, en aquellas situaciones graves, como las anteriormente mencionadas, podría verse como una salvación. Así pues, la esperanza de los científicos no pasan por borrar la memoria, sino por reescribirla. El potencial está ahí, sólo falta desarrollarlo.

¿Se ha resuelto el misterio en torno al Triángulo de las Bermudas?

 

El Triángulo de las Bermudas, uno de los grandes misterios de la historia moderna de la humanidad, puede haber tenido por fin una explicación. Esta extraña región, que se encuentra en el Océano Atlántico y que une Bermudas, Miamo y Puerto Rico, ha sido la causa, supuestamente, de decenas de desapariciones de barcos y aviones.

Hay historias muy interesantes en torno a esta leyenda, como los cinco torpedos estadounidenses que desaparecieron el 1945; la pérdida del USS Cyclops, un navío estadounidense de gran importancia; y más recientemente el misterio de El Faro, un buque de carga con 33 pasajeros a bordo que desapareció en 2015.

 

En total, por lo que sabemos, 75 aviones y cientos de barcos han tenido un trágico final en el Triángulo de las Bermudas. Con el tiempo, se han propuesto varias causas, entre las que han surgido temas como lo paranormal, la interferencia electromagnética que causa problemas en las brújulas, el mal tiempo, la Corriente del Golfo o grandes campos submarinos de metano.

Ahora, los meteorólogos han propuesta una nueva teoría: las inusuales nubes hexagonales, que crean bombas de aire de hasta 275 km/h. Estas bolsas de aire serían capaces de hundir barcos y derribar aviones.

Mediante el estudio de imágenes desde un satélite de la NASA, los científicos han llegado a la conclusión de que algunas de estas nubes alcanzan de 30 a 90 kilómetros de ancho; las olas producidas por estas corrientes de viento pueden llegar a medir 15 metros de alto.

El meteorólogo Randy Ceveny afirma que “las imágenes por satélite son realmente extrañas. Este tipo de formas hexagonales sobre el océano son, esencialmente, como bombas de aire. Están formadas por micro-ráfagas que descienden de la parte inferior de una nube, impactan con el océano y crean olas que a veces pueden ser masivas para algunas embarcaciones”.

Cualquier cosa que “entre” en estas bombas de aire podría ser derribado, volcado o hundido. Se necesitarán más investigaciones para confirmar esta teoría, pero los expertos tienen amplias esperanzas en que este sea el hecho que explique los misterios del Triángulo de las Bermudas. Los científicos necesitarán más imágenes de los satélites para confirmarlo.

La única araña que puede ver en color

 

Las arañas saltadoras son uno de los arácnidos más curiosos del planeta. No sólo se caracterizan por sus movimientos, ya que “bailan”, o sus saltos, gracias a los cuales tiene ese característico nombre. También, y esto es muy curioso, es la única araña conocida que ve en color.

“Es muy raro ver colores brillantes en las arañas, ya que normalmente no tienen la sensibilidad visual suficiente para percibir el color, más allá de los azules grises, verdes y marrones”, explica Nate Morehouse, biologa. “Sin embargo, ciertos grupos de arañas saltadoras se desvían de este patrón”.

 

Las arañas saltadoras, o para conocerlas por su nombre científico, Salticidae, son el mayor grupo de arácnidos, con unas 5.800 especies. Pero de todos ellos, resulta que sólo dos poseen la rara habilidad de ver en color. Además de los azules, verdes y marrones, pueden ver los rojos, amarillos y naranjas.

Los investigadores creen que eso podría ayudar a explicar por qué los machos de estos grupos exhiben colores deslumbrantes; ellos creen que, además de sus típicos bailes para atraer a las hembras, sus colores también les ayuda a “ligar”.

Pero lo más curioso de todo es que los dos grupos que han desarrollado la capacidad de ver en color no están estrechamente relacionados, e incluso han asentado formas diferentes de ver el mundo. Mientras que los que pertenecen al género Habronattus, situado en Centroamérica, han desarrollado un filtro rojo sobre su retina; mientras que el género Maratus, de Astralia, ha sabido evolucionar un nuevo tipo de células de la retina sensible al rojo. Dos soluciones diferentes para obtener el mismo resultado.

“Es un descubrimiento notable, el saber que dos grupos diferentes de arañas saltadoras han evolucionado en dos extremos opuestos del planeta para hacer lo mismo”, afirma la experta. “Ambos tienen la rara habilidad de ver los colores como el rojo, naranja o amarillo. Y ambos han llegado a soluciones independientes para hacerlo”.

El siguiente paso es investigar otros arácnidos de colores brillantes, como los que se encuentran en la India y que son completamente ajenos a ambos grupos de araña saltadora analizados hasta ahora, para comprobar si tienen las mismas habilidades.

¿Cuál es el estilo musical preferido de los perros?

 

La Universidad de Glasgow ha lanzado una nueva investigación, en colaboración con la Scotland’s Animal Welfare Charity (SPCA) para saber qué música es la que más gusta a los perros.

El estudio consistió en probar cinco géneros diferentes en un grupo de perros a través de sistemas de sonido instalados en las perreras; se probó rock blando, pop, reggae, música clásica y sonidos Motown. Luego, los expertos monitorizaron los niveles de estrés de los perros mediante el registro de la cantidad de tiempo en que se movían, su ritmo cardíaco y otros cambios fisiológicos.

 

“Por lo general, empezamos con la hipótesis de que, como los seres humanos, nuestros amigos caninos también tienen sus propias preferencias musicales”, afirma Neil Evans, autor del estudio y profesor de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Glasgow.

El rock blando y el reggae fueron los preferidos por los perros, dando la razón a los investigadores, ya que se notaban más relajados y expresaban comportamientos más positivos cuando se les ponía estos géneros.

“En la actualidad, nuestros dos centros de Glasgow y Edimburgo ponen hilo musical en las perreras”, afirma Gilly Mendes, de la SPCA. “En el futuro, cada centro será capaz de ofrecer a nuestros amigos de cuatro patas una lista de reproducción especial, con el fin de extender esta investigación a otras especies en nuestros cuidados”.

Crean el primer embrión de la quimera cerdo-humano

 

El mundo está un poco más cerca de hacer real uno de los dilemas éticos más ‘gores’ que jamás se puedan afrontar. Han conseguido producir un embrión con una combinación de ADN de cerco y de ser humano, para poder crear una “quimera”.  A los investigadores encargados se les permitió desarrollar este experimento antes de destruir la muestra. Casi con toda seguridad pronto les dejarán desarrollar aún más esta prueba, pero los retos técnicos y las barreras que han superado los expertos de momento han sido más duras de lo que esperaban.

Las quimeras son organismos formados a partir de dos óvulos fertilizados (o cigotos) de dos especies diferentes. Aunque parezca algo sacado de una película de terror, hay buenas razones por las cuales los expertos quieren probar con ellas. En particular, para poder dar una solución a personas que necesitan donantes de órganos; esta quimera en particular podría ofrecer una solución, produciendo órganos lo suficientemente similares, dicen, a los nuestros para ser trasplantados de manera efectiva.

 

La idea puede hacer enloquecer a unos, pero otros argumentan que no es peor que criar animales en condiciones denigrantes sólo para comérselos. También es un tanto difícil decirle a alguien que espera la donación de un órgano que su futura solución no es lo suficientemente ética.

Las instituciones políticas han visto estas soluciones como algo muy lejano, y la noticia del éxito en la creación de un embrión quimérico de cerdo y humano sirve como una llamada de atención que no podemos dejar pasar, puesto que en el futuro habrá, muy probablemente, problemas en torno a estas prácticas. “El objetivo final no es otro que hacer crecer tejidos y órganos trasplantables para salvar vidas, pero aún estamos muy lejos”, afirma Juan Carlos Izpisua, del Instituto Salk. “Pero este es un primer paso importante”.

Juan Caros comenzó poniendo células madre de ratas en un embrión de ratón, algo que otros han conseguido anteriormente. A continuación, utilizó herramientas de edición de genes para eliminar los genes de ratón responsables del desarrollo de los órganos específicos y los reemplazó con los equivalentes de una rata. “Las células de rata tienen una copia funcional del gen de ratón que falta, para que puedan completar células de ratón en los huecos de los órganos “vaciados””, afirma el doctor Wu, involucrado en la investigación.

Previamente se introdujo células madre humanas en un embrión de ratón, pero los resultados no fueron los esperados. Ahora, esta nueva investigación quiso ser ambiciosa y reunió a un conjunto de 40 profesionales, para tratar de realizar el experimento con embriones de vacas y de cercos. La primera opción era demasiado compleja y costosa, y decidieron enfocarse en los cerdos.

Pero no fue nada fácil. Los cerdos tienen un periodo de gestación de cuatro meses, por lo que su desarrollo es mucho más rápido que para los seres humanos. “Es como si las células humanas entrasen en una autopista que va más rápida que lo que ellos están acostumbrados a circular”, afirma el investigador principal. “Si circulas a velocidades enormemente diferentes, tendrás un accidente”.

Aunque finalmente el equipo logró obtener células madre pluripotentes para formar una quimera dentro del embrión de un cerdo, el producto era más cerdo que humano. Los autores consideran que es algo bueno, ya que muchos de los problemas éticos surgirían con la creación de una criatura con un aspecto o una estructura cerebral similar al humano.

Los embriones fueron destruidos al cabo de 3-4 semanas, después de haber demostrado ser viables llegados a ese punto. Los autores quieren trabajar ahora en la inserción de genes humanos en otro tipo de quimeras, para investigar más sobre ellos.

¿Hay personas especialmente sensibles a la electricidad estática?

 

¿Alguna vez has sentido una descarga eléctrica al rozar tu mano con otra? puede que no, ¿pero, quién no se ha electrocutado alguna vez después de tocar la puerta del coche? seguramente muy pocos, aunque no podemos negar que a algunos les ocurre más a menudo que a otros. De hecho, algunas personas parecen auténticos generadores de electricidad estática. ¿A que se debe? ¿Hay personas especialmente sensibles a la electricidad estática?

 

¿Qué es la electricidad estática?

El término electricidad estática hace referencia a un exceso de carga eléctrica en un material aislante que, al tener poca conductividad, acumula la electricidad. También es posible que se acumule electricidad estática en un material conductor. En este caso el material, a pesar de ser conductor, se encontraría aislado por otro material no conductor. Un ejemplo de ello es el típico chispazo que experimentamos al tocar la puerta de un coche. En la chapa metálica, que es conductora, se genera, durante la marcha, electricidad estática, pero queda atrapada debido a que el material de las ruedas (caucho) no lo es. En cambio los humanos somos excelentes conductores y cuando abrimos o cerramos una puerta la electricidad atrapada consigue liberarse a través de nuestro cuerpo (eh aquí la molesta chispa o descarga) hacia el suelo.

La electricidad estática se debe a una descompensación de cargas. Todos los materiales están formados por átomos, que a su vez están formados por un núcleo con partículas positivas (protones) alrededor del cual, se mueven una o más partículas negativas (electrones). Generalmente el número de cargas positivas es igual al de cargas negativas. De esta forma, las cargas se compensan dando como resultado una carga neutra o, lo que es lo mismo, nula. Ahora bien, cuando hay fricción algunos átomos pueden perder o ganar cargas negativas, generándose una descompensación de cargas. Un átomo que pierde uno o más cargas negativas pasa a tener carga positiva, mientras que un átomo que gana una o más cargas negativas pasa a tener carga negativa. Ese desequilibrio entre cargas es precisamente la electricidad estática. El chispazo no es más que una corriente de cargas negativas que migran hacia un lugar con cargas positivas para volver a restablecer el equilibrio que es, en definitiva, la ausencia de carga eléctrica (carga neutra o nula).

¿Hay personas especialmente sensibles a la electricidad estática?

Al contrario de lo que se cree popularmente no hay personas especialmente conductoras. Lo que sí que hay son personas cuya indumentaria genera electricidad estática. No es que su metabolismo genere más electricidad, si no que el material de sus ropas la acumula y luego la transmite a la piel. Generalmente estos materiales, a pesar de ser aislantes, generan electricidad estática al rozar con nuestra piel u otros materiales (en caso de llevar más de una capa).

Entre los materiales aislantes que tienen capacidad para generar electricidad estática están el vidrio, el cabello de las personas, la lana, el aluminio, el nailon, el poliéster, el poliuretano, el teflón, el papel, o los acrílicos y, por supuesto, cualquier objeto que esté elaborado con estos materiales (moqueta, césped artificial, alfombras, tapicerías, muebles, bolígrafos, prendas de vestir, etcétera).

El hecho de que, después de peinarnos, nuestro cabello se encrespe no es peligroso. Tampoco lo es sufrir un calambre al tocar a otra persona, o un objeto metálico, después de caminar sobre una moqueta o ponernos prendas de ropa confeccionadas con nailon, lana, poliéster…

Sin embargo, para las personas que llevan marcapasos la electricidad estática tiene algunos riesgos. También en el entorno laboral, en actividades en las que se emplean sustancias con propiedades inflamables o explosivas, donde la electricidad estática podría originar explosiones o incendios.

Un experimento curioso

Para este experimento únicamente necesitamos un globo, jabón y una pajita para hacer pompas de jabón.

Sobre una superficie lisa mojada, hacemos una pompa de jabón con una pajita. Frotamos el globo hinchado con la cabeza, así se cargará negativamente. La superficie de la pompa tiene las mismas cargas positivas que negativas pero el interior está cargado positivamente debido a las impurezas de metal del detergente (positivo). Como el globo se ha cargado negativamente, atrae las pompas de jabón (cargas de signo opuesto se atraen), de modo que observaremos como éstas se dirigen hacia al globo.

Los mayas pudieron haber tenido dos crisis antes de colapsar

 

Desde siempre ha sido uno de los misterios más intrigantes de la arqueología: ¿qué hizo que la civilización maya colapsase?Dicha civilización fue dominante en América Central durante cientos de años; pero entonces ocurrió el desastre…

Ahora parece que en Ceibal, en Guatemala, hay signos que dicha civilización no sufro un colapso, sino dos. Mediante el uso de la datación por radiocarbono en el lugar, los autores de un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences han logrado recrear una de las cronologías más precisas de la civilización.

 

“Es muy, muy interesante que estos colapsos sean muy similares, en diferentes períodos de tiempo”, afirma Melissa Burham, una de las tres estudiantes de la Universidad de Arizaona que trabajan en el estudio. “Ahora tenemos una buena comprensión de lo que pudo ser el proceso de decaemiento de la civilización maya, que puede servir como modelo de patrón para analizar, también, el descenso de otras civilizaciones”.

Mediante el uso de la datación por radiocarbono de cerámicas encontradas en una excavación, fueron capaces de establecer con precisión en qué momentos se levantaron y cayeron los edificios durante la ocupación del territorio. Descubrieron que habían dos colapsos, uno durante el siglo II y uno final, el siglo IX.

Curiosamente, ambos siguieron patrones similares. La sociedad de la época comenzó con múltiples oleadas de inestabilidad, que a su vez fueron seguidas por guerras, crisis políticas, y el eventual colapso de centros urbanos. Si bien en la actualidad hay pocos datos, la consistencia de estos ha llevado a los investigadores a creer que estos hechos pueden ser un patrón en la detección de las caídas de las civilizaciones.

Publicado en: http://www.nosabesnada.com

1 commentario

  1. Detodounpoco30

    Supongo que todo esto puede valer para sacar algo productivo que nos sirva para evolucionar y seguir para adelante, pero lo de la música preferida de los perros?…sigamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *